¡Olvídate de pastillas! Toma agua de limón, si tienes alguno de estos problemas de salud

Todos en algún momento hemos disfrutado de una rica limonada, la cual nos refresca y hace sentirnos muy bien.

Pero son muy pocos los que saben lo que de verdad aporta el limón a nuestra salud, más allá de la vitamina C, el limón también tiene vitamina A, E y del grupo B, además de minerales como potasio, magnesio, calcio, fósforo, cobre, hierro y zinc. También contiene carbohidratos y funciona como un poderoso neutralizante de la acidez en la sangre. Su impacto en la salud es tan beneficioso que es considerado un fruto depurativo.

En este artículo te diremos cuales son los beneficios de tomar el agua de limón.

Beneficios de tomar agua de limón para la salud

Mejora el sistema inmunológico y evita los cálculos renales

Mejora la función linfática y sirve como apoyo para combatir enfermedades respiratorias. Igualmente, el limón es un cítrico extremadamente rico en vitamina C, una vitamina que actúa como un importante antioxidante natural. Por esta razón, refuerza nuestro sistema inmunológico y nos protege de los radicales libres. Esta fruta también posee propiedades antibacterianas, antisépticas y antiinflamatorias.

Por otra parte, la limonada posee los más altos niveles de contenido de citrato entre todos los cítricos. Según un estudio realizado por la Universidad de California, el citrato reduce la acidez en la orina e impide la formación de cálculos renales. Es decir, si aumentas el consumo de citrato, se reduce el riesgo de formación de nuevos cálculos renales. Los especialistas recomiendan consumir 4 onzas de jugo de limón diluidas en 2 litros de agua al día.

Reduce el apetito, el sobrepeso y actúa contra el reflujo gástrico

Por ser una fruta diurética, la limonada es perfecta para bajar de peso. El jugo de limón ayuda a mejorar la digestión y estimula la producción de bilis, una sustancia necesaria para la descomposición de alimentos. A la vez, sus propiedades vitamínicas regulan el azúcar, y los ácidos cítricos ayudan a controlar el hambre mediante la pectina, una sustancia neutra que se encuentra en muchos tejidos vegetales.

Aunque el limón es altamente ácido, combinado con agua, produce un efecto contrario: reduce los reflujos gástricos. Un vaso de agua tibia con zumo de limón en ayunas, te ayudará a disminuir la acidez del estómago, lo que hará que sea un remedio natural contra este insoportable reflujo.

Evita el dolor en la vesícula biliar y previene intoxicaciones

El dolor de la vesícula biliar, asociado a los cálculos y otras enfermedades de la vesícula, puede llegar a ser muy leve pero también muy insoportable. Para evitarlo, se recomienda el consumo de pectina común en la limonada.

Igualmente, existen algunos alimentos que producen intoxicaciones en nuestro cuerpo. Esto sucede, sobre todo, cuando los ingerimos en lugares desconocidos. El jugo de limón resulta perfecto a la hora de evitar intoxicaciones de este tipo. Te recomendamos tenerlo en cuenta, a la hora de viajar, para que el estómago no te juegue malas pasadas.

Evita la fibromialgia

También conocida como fibrositis, la fibromialgia hace referencia a los dolores y sensibilidad muscular generalizados. Consumir limonada combinada con ejercicios de yoga, te ayudará a evitar y combatir este agotamiento y malestar físico. De igual manera, después de un arduo entrenamiento físico, se recomienda beber limonada, para reducir el dolor muscular y el agotamiento.

¡Comparte esta publicación!